Todo sobre la Guardia Nacional

8
27
Resolver la crisis de violencia e inseguridad en México es uno de los principales retos de la administración de Andrés Manuel López Obrador.
Nueve son los votos que faltan para que la iniciativa de ley sea a aprobada por los legisladores

La instauración de la Guardia Nacional es una política central del Plan Nacional de Paz y Seguridad presentado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en noviembre de 2018. Para comprender su proceso de conformación y estado actual, presentamos un recuento de los hechos más importantes.

14 de noviembre

El gobierno presentó el Plan Nacional de Paz y Seguridad, en el cual se incluía como eje principal la creación de una Guardia Nacional: un instrumento del Poder Ejecutivo encargado de la prevención del delito, la preservación de la seguridad pública y el combate a la delincuencia.

20 de noviembre

Con el fin de iniciar el proceso para legislar en torno a la Guardia Nacional, el grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados presentó la Iniciativa para reformar los artículos 13, 16, 21, 31, 32, 36, 55 73, 76, 78, 82, 89 y 123 de la Constitución. 

Entonces, ésta fue turnada a la Comisión de Puntos Constitucionales para su dictamen o resolución, así como a las Comisiones de Gobernación y Población y de Seguridad Pública para que redactaran su opinión.

Reformar estos artículos para que la participación de las Fuerzas Armadas en la Guardia Nacional sea legal ha provocado una fuerte oposición política y social.

11 de diciembre

Ante la oposición de fuerzas políticas en la Cámara y críticas al proyecto de la Guardia Nacional por parte de integrantes de la sociedad civil (expertos, organismos internacionales y servidores públicos), el Poder Legislativo inició una serie de audiencias públicas para que los invitados de estos sectores sociales expresaran sus opiniones ante la Cámara de Diputados. Este primer foro finalizó el 13 de diciembre.

20 de diciembre

Se aprobó en la Cámara de Diputados el proyecto de Dictamen por el que se reforman, adicionan y derogan artículos de la Constitución. El paso posterior corresponde a que la Cámara de Senadores también la apruebe o, en su defecto, la modifique o desapruebe.

La iniciativa del grupo de Morena tuvo oposición por parte de otros grupos parlamentarios y enfrentó las críticas de la sociedad en general. Por ello continuó detenida en la Cámara de Diputados hasta mediados de enero.

2 de enero

Se lanzó la convocatoria para formar parte de la Guardia Nacional, a través de la cual también se ofreció una suerte de prestaciones laborales. Se pretendió reclutar a 50 mil elementos de 2019 a 2021. Sectores de la sociedad expresaron desacuerdo ante el hecho de que la Guardia se publicitara sin ser legal.

3 de enero

Ante las opiniones encontradas sobre la Guardia Nacional, la Cámara de Diputados aprobó un periodo extraordinario para discutir la reforma constitucional y, en su caso, ser aprobada para ser turnada a la Cámara de Senadores. Este periodo extraordinario fue el día 16 de enero.

8 de enero

Inició una serie más de audiencias públicas con participación de expertos en las Cámaras de Senadores y Diputados en torno a la creación de la Guardia Nacional. Se estableció que el 16 de enero tendría que presentarse ante el Congreso una propuesta clara sobre la modificación o no de la Carta Magna.

Diversos panelistas invitados consideran que la creación de la Guardia Nacional continúa con la militarización del país iniciada en el sexenio de Felipe Calderón. 

Asimismo, que implica la constitucionalización de la participación del ejército en la seguridad pública y que las promesas del actual presidente en torno a terminar la «guerra contra el narcotráfico» han sido incumplidas. 

Las críticas de ese entonces a la estrategia del Gobierno de AMLO son profundizado en este texto previo de seguimiento al tema.

11 de enero

Frente a las críticas sobre la militarización del país, Alfonso Durazo pidió al Poder Legislativo modificar la iniciativa sobre la Guardia Nacional para que ésta tuviera una dirección civil y estuviera adscrita a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana; de la cual él es titular.

En el dictamen aprobado por la Cámara de Diputados el día 20 de diciembre se estableció que la dirección de la Guardia Nacional recaería en las Fuerzas Armadas durante cinco años. Posteriormente se podría transitar hacia un mando civil. Esta disposición recaía en el artículo 5to transitorio de dicho dictamen.

Esto también contradecía lo planteado en el Plan Nacional de Paz y Seguridad presentado en noviembre.

En respuesta a lo expresado por el Poder Ejecutivo sobre modificar el mando militar de la Guardia Nacional, el coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, dijo que el artículo transitorio sería eliminado en la Cámara de Diputados antes de ser enviada a la de Senadores.

Así, se prometió que la Guardia Nacional estaría adscrita a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana desde su creación.

 


16 de enero

El dictamen de reforma a la constitución fue avalado por los diputados, con 362 votos a favor, 108 en contra y 10 abstenciones.

A la bancada de Morena, con mayoría en la cámara, se sumó la del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la aprobación.

Finalmente, el dictamen fue turnado a la Cámara de Senadores para su análisis, debate y aprobación. Ante su contenido final, integrantes de la sociedad civil consideran que las consultas sobre la creación de la Guardia fueron ignoradas y continúan manifestando su rechazo.

Mañana publicaremos un texto sobre el contenido de la reforma y el debate alrededor de la misma.

17 de enero

La minuta fue recibida por el Senado de la República, donde fue analizada por las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos Segunda, Fuerzas políticas del Partido de la Revolución Democrática, del Partido Acción Nacional y de Movimiento Ciudadano manifestaron oposición al dictamen.

La insistencia de la sociedad civil que llama a no militarizar al país también continúa.

El presidente Andrés Manuel López Obrador expresó en su conferencia matutina que no estaba de acuerdo con los cambios realizados al dictamen aprobado el día anterior por la Cámara de Diputados. ¿A qué cambios se refería?

Principalmente, a un artículo cuarto transitorio propuesto por la Secretaría de Gobernación el 13 de enero y que no fue incluido en el dictamen de la Cámara de Diputados del 16 de enero, cuya redacción era la siguiente:

“De manera excepcional, en tanto la Guardia Nacional desarrolla su estructura, capacidades e implantación territorial, la Fuerza Armada presentará su colaboración para la seguridad pública”. 

Esto quiere decir que, mientras la Guardia Nacional no está desarrollada, el Ejército y la Marina podrían continuar con las labores de seguridad que desarrollan de forma ilegal desde el mandato de Felipe Calderón, pero ahora con el aval de la Constitución.

La excepción de este potencial artículo se refería a exentar al Ejército y a la Marina, de la aplicación del artículo 129 constitucional, en el cual se estipula: “en tiempo de paz, ninguna autoridad militar puede ejercer más funciones que las que tengan exacta conexión con la disciplina militar”. 

Para la oposición dentro de la Cámara de Diputados, este artículo significaba revivir a la Ley de Seguridad Interior impulsada durante el sexenio de Enrique Peña Nieto –que fue invalidada por la Suprema Corte de Justicia (SCJN)–, a través de la cual se pretendía constitucionalizar la participación de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad pública, lo cual ocurre desde hace dos sexenios. pese a ser inconstitucional.

La diputada por Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, expresó:

Es este el transitorio que @lopezobrador_ reclama se quitó del dictamen de #GuardiaNacional y pide a senadores se reincorpore… este artículo representa la #LeydeSeguridadInterior en un párrafo. Es una locura, para acabar pronto pic.twitter.com/z2sh6tB7Ce

— Martha Tagle (@MarthaTagle) 17 de enero de 2019

Por su parte, especialistas critican que si el propósito del gobierno fuera retirar al ejército de las calles una vez conformada la Guardia Nacional, no sería necesario legalizar su permanencia en labores de seguridad pública. 

Este es un tema aparte del de la crítica de quienes consideran que la Guardia Nacional será un instrumento principalmente militar.

22 de enero

El Partido Acción Nacional y el Partido Revolucionario Institucional rechazaron la propuesta de Morena de abrir un periodo extraordinario en la Cámara de Senadores para discutir la modificación del dictamen aprobado por la Cámara de Diputados.

Argumentaron que el grupo político de Morena intentaba aprobar la minuta rápidamente en la Cámara de Senadores.

23 de enero

Ante la oposición, Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado, anunció que no se abriría un periodo extraordinario. La minuta se resolvería en periodo ordinario; es decir, en febrero. 

También se anunció la conformación de expertos y consejeros para la discusión en la Cámara de Senadores, como se hizo cuando la iniciativa se encontraba en la Cámara de Diputados.

27 de enero

La aprobación del dictamen en la Cámara de Senadores continúa pendiente. Sin embargo, en la Cámara de Diputados ya inició la discusión en torno a las leyes secundarias para la creación de la Guardia Nacional. Este hecho también tiene oposición de la sociedad civil y del Poder Legislativo.

29 de enero

Algo similar ocurrió en la Cámara de Senadores. Morena, PRI, PAN y PRD acordaron comenzar los trabajos de la Ley Orgánica de la Guardia Nacional, además de discutir la minuta entregada por la Cámara de Diputados.

El presidente López Obrador anunció que, como parte de las medidas de austeridad y con el propósito de financiar a la Guardia Nacional, serán vendidos vehículos y aeronaves oficiales.

01 de febrero

La Comisión de Puntos Constitucionales del Senado recibió en comparecencia a los secretarios de la Defensa Nacional, de Marina y de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del gobierno, para el intercambio de opiniones respecto del proyecto.

08 de febrero

El Presidente del PRD en la Cámara de Senadores, Miguel Ángel Mancera se reunió con los especialistas e integrantes de organizaciones de la sociedad civil para que expusieran opiniones y recomendaciones sobre la Guardia Nacional.

11 al 15 de febrero

Se llevaron a cabo nuevamente audiencias públicas con los especialistas y representantes de la sociedad civil organizada con el propósito de intercambiar opiniones.

Más adelante, estas organizaciones y académicos denunciarían que este llamado proceso de «parlamento abierto» fue una simulación.

La discusión al interior de la cámara de Senadores sobre la minuta continuaría los siguientes días.

18 de febrero

Las Comisiones de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos Segunda del Senado de la República aprobaron la reforma de los artículos constitucionales para la creación de la Guardia Nacional.

La oposición, integrada por senadores del PAN, PRI, PRD y MC, acusó al grupo mayoritario de Morena de negarse a prolongar el debate al respecto (como acusaba desde enero) y abandonaron la sesión antes de su aprobación a modo de protesta.

Ese mismo día, los gobernadores estatales pertenecientes al PRI, manifestaron su «respaldo absoluto» a la iniciativa de Morena. Alfredo del Mazo, declaró: “los gobernadores del PRI estamos a favor de la Guardia y la respaldamos en el sentido de la fortaleza que le da a nuestros estados tener la presencia del Ejército y la Marina para atender la principal preocupación de los ciudadanos que es la seguridad”.

Por otra parte, personalidades artísticas se unieron al colectivo #SeguridadSinGuerra en una campaña contra la aprobación del dictamen como está hasta ahora. Aquí puedes conocer los argumentos de esta organización para oponerse a la participación del ejército en la seguridad pública.

Este colectivo, conformado por reconocidos especialistas en seguridad y defensores de derechos humanos se ha opuesto a la conformación de la Guardia Nacional y la «militarización del país» desde el inicio de las discusiones. También han estado presentes en las audiencias públicas.

La directora de cine @natsberistain pide al @senadomexicano una guardia nacional civil… Queremos PAZ ?️, no más estrategia militarizada #GuardiaCivilSinSimulación pic.twitter.com/QNiYHVMtZo

— Ixchel Cisneros (@Chelawuera) 19 de febrero de 2019

La Guardia Nacional Militarizada que quieren votar en el Senado es reiterar una estrategia de guerra que claramente es buen negocio para unos cuantos pero un drama de muerte, desapariciones, tortura e impunidad para la mayoría.
Exijamos #GuardiaCivilSinSimulacion@katedelcastillo pic.twitter.com/M0dFLcpjob

— Maite Azuela (@maiteazuela) 19 de febrero de 2019

Por más de una década hemos visto que la militarización no disminuye la violencia. Se necesita una policía en quien confiar, no más militarización. #GuardiaNacional #SeguridadSinGuerra Lee aquí: https://t.co/mCufej3YAW@DanteDelgado @alelagunes @eduardomurat @BenavidesCobos pic.twitter.com/E83w721jKG

— Amnistía Int. México (@AIMexico) 18 de febrero de 2019

¿Qué pasará el 21 de febrero?

La reforma aún no es aprobada del todo por la Cámara de Senadores. Este jueves 21 de febrero será analizada y votada en el pleno del Senado de la República. Hasta esa fecha se conocerá la versión definitiva del dictamen que reforma la constitución para la creación de la Guardia Nacional.

Algunos de los aspectos que se modificarían de la Constitución que más preocupan a la crítica especializada y a defensores de derechos humanos son:

  • La supresión de la adscripción de la Guardia Nacional a la Secretaría del Ramo de seguridad. Esto es contrario a lo que había sido prometido por el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo en audiencias públicas.

  • La supresión de la colaboración con las entidades federativas en los objetos responsabilidad de la Guardia Nacional.

  • La supresión de la perspectiva de género como obligación para el ejercicio de funciones de los integrantes de la Guardia Nacional.

  • El retorno del artículo cuarto transitorio que el presidente López Obrador solicitó reestablecer a la Cámara de Senadores, en el cual se establece la colaboración de las fuerzas armadas en materia de seguridad pública, hasta que se integre la Guardia Nacional. Para los especialistas, éste artículo es una nueva versión de la Ley de Seguridad Interior que fue invalidada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pues constitucionaliza la participación del Ejército en tareas de Seguridad Pública.

Última actualización
19 de febrero de 2019

8 comments

  1. Jeremy 31 enero, 2019 at 05:36 Responder

    Lo malo de todo esto es que están agarrando militares y marinos y no personal civil para capacitarlos. Sólo les cambiara el uniforme. Si piensa tener militares y marinos en tareas de seguridad pública, ¿para qué gastan en uniformes si a fin de cuentas son los mismos?

  2. Víctor 31 enero, 2019 at 13:00 Responder

    Crear un cuerpo de seguridad no se hace de la noche a la mañana. Tomar gente de la milicia es un gran error: ese tipo de gente no tiene la preparación intelectual para comunicarse con la gente. Como dice el dicho «primero matan y luego averiguan». Y no todo es crimen organizado.

  3. Enrique 31 enero, 2019 at 13:02 Responder

    ¿Por qué malo? Claramente tomarán a personal que ya cuenta con experiencia en distintos ramos. Este proceso tiene en cuenta diferentes filtros para que alguien pueda pertenecer a alguna de esas instituciones y así ahorrar tiempo en la creación. En este caso sólo sería una actualización del sistema que se manejará y posteriormente comenzarán a incorporar a personal civil para ser capacitado. ¿O quién pretenden que los capacite?

    • Eumir Vazquez 31 enero, 2019 at 16:37 Responder

      Hola Ricardo
      Por el momento la convocatoria para la Guardia Nacional esta suspendida. Así lo dio a conocer el Presidente Andrés Manuel López Obrador en la conferencia de prensa del pasado 30 de enero.

  4. El Rafa 19 febrero, 2019 at 19:49 Responder

    Esos «expertos» nunca han sufrido las corruptelas e ineficiencia de la Policía Federal, ni han padecido el ataque inclemente de los delincuentes. Creen que a estos hay que tratarlos con pétalos de rosas. Si hubieran sufrido no estarían entorpeciendo tan magnífica iniciativa como se ha propuesto la Guardia Nacional.

Leave a reply