¿Qué está pasando con el mando de la Guardia Nacional?

3
32

Diseño: Mariana López // Fotografía: Obturador Mx.

La desaparición de la figura de «dirección civil» y la facultad del presidente para designar al titular abren la posibilidad de que el mando de la Guardia Nacional sea militar

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el día viernes 5 de abril que designará a un militar en activo como titular de la Guardia Nacional. 
Para los expertos, esta decisión contraviene al acuerdo político que daba por entendido que la Guardia Nacional tendría un mando y naturaleza civil. Esta postura había sido demandado por la oposición y la sociedad civil.
¿Es posible que el mando de la Guardia Civil sea militar, como fue aprobada la reforma? 
De forma posterior al anuncio, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, fue interrogada sobre la disposición del presidente. Ella aseguró que la designación de un mando militar «no es una burla ni un engaño» a la reforma, pues «la Constitución establece que el presidente de la República determinará quién tendrá el mando».
Al escuchar este dicho, verificamos el contenido la Constitución Mexicana, tras ser promulgada la reciente reforma. A continuación explicamos por qué el gobierno está llevando a cabo una designación militar, contrario a las expectativas que tenía la comunidad crítica de la reforma. 


Anteriormente dimos seguimiento al proceso legislativo. En esta entrada se explica la exigencia de un mando civil y se narra el ríspido camino para lograr un acuerdo político, tras lo cual la sociedad civil celebraba un logro y se creía que la Guardia tendría un mando civil. 
Sin embargo, la «dirección civil» como frase explícita fue suprimida en el último dictamen de decreto que fue promulgado. 
De acuerdo con el decreto de reforma publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), en el Artículo 21, inciso E, se establece que la Guardia Nacional (GN) tiene un “carácter civil” como se aprecia a continuación:
La Federación contará con una institución policial de carácter civil denominada Guardia Nacional, cuyos fines son los señalados en el párrafo noveno de este artículo; la coordinación y colaboración con las entidades federativas y Municipios, así como la salvaguarda de los bienes y recursos de la Nación.
La ley determinará la estructura orgánica y de dirección de la Guardia Nacional, que estará adscrita a la secretaría del ramo de seguridad pública, que formulará la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, los respectivos programas, políticas y acciones.


Sesión parlamentaria sobre la Guardia Nacional, 21 de febrero de 2019 // Verónica Ramírez – ObturadorMX

El carácter civil de la Guardia Nacional y su condición como institución policial adscrita a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, no son impedimento para nombrar un mando militar en este momento. Aquí enumeramos a continuación.

  1. En el segundo párrafo del texto constitucional mostrado, se establece que la ley determinará la estructura orgánica y de dirección de la Guardia Nacional. Dicha ley aún no ha sido dictaminada, pues se le dio al poder legislativo 60 días después de la entrada en vigor de la reforma para hacerlo.

    Sin embargo, en el Artículo Segundo Transitorio, se establece que la Guardia Nacional ya puede ser constituida a partir del decreto publicado en el DOF. Para ello, el presidente podrá designar al titular del órgano de mando superior. Éste es el nombramiento en el que se designará a un militar en activo:

    La Guardia Nacional se constituirá a la entrada en vigor del presente Decreto con los elementos de la Policía Federal, la Policía Militar y la Policía Naval que determine en acuerdos de carácter general el Presidente de la República. En tanto se expide la ley respectiva, la Guardia Nacional asumirá los objetivos, atribuciones y obligaciones previstas en los artículos 2 y 8 de la Ley de la Policía Federal […] De igual forma, el Ejecutivo Federal dispondrá lo necesario para la incorporación de los elementos de las policías Militar y Naval a la Guardia Nacional y designará al titular del órgano de mando superior y a los integrantes de la instancia de coordinación operativa interinstitucional formada por representantes de las secretarías del ramo de seguridad, de la Defensa Nacional y de Marina.

  2. La historia detrás del Artículo 21: la desaparición de la «dirección civil».
    Durante el proceso previo a la aprobación de la reforma, en la minuta aprobada por la Cámara de Diputados que fue turnada a la de Senadores el 16 de enero, se establecía que la Guardia Nacional tenía una “dirección y carácter civil” en el Artículo 21.
    Posteriormente, la cámara revisora del Senado lo modificó y desapareció la palabra  “dirección”, lo cual fue justificado con el motivo de “fortalecer que la Guardia será de carácter civil”.
    Asimismo, se añadió el párrafo donde se determina que la estructura orgánica y de dirección de la Guardia Nacional será determinada por la ley que aún no es promulgada, sobre la cual se habló en el punto 1.
    Es decir, se pospuso la determinación de la dirección, en lugar de haberla establecido como “civil” desde la reforma constitucional.
    Al final, en el último dictamen aprobado (publicado en el DOF), la figura explícita de “dirección” sí desapareció del Artículo 21, no así la capacidad del Ejecutivo de designar al titular del órgano de mando superior, de acuerdo con el Artículo Segundo Transitorio.
    Con la eliminación de esta figura de “dirección civil” y la posibilidad de constituir la Guardia Nacional a partir del 27 de marzo, no hay una restricción explicita para que el primer titular sea militar.
    Diversos críticos consideran que se trata de un vacío legal que está siendo aprovechado para no respetar los acuerdos políticos previos.

3 comments

  1. JOSE LUIS DELGADO ACEVEDO 8 abril, 2019 at 10:41 Responder

    Un engaño más de López Obrador, ejecutado a forzori apoyándose en ese cheque en blanco que le dieron los ciudadanos el primero de julio pasado al darle mayoría casi abdoluta en las Cámaras de diputados y senadores.

  2. Jose Luis Herrera 8 abril, 2019 at 13:02 Responder

    Desde Díaz Ordaz como CMTE.supremo de las fuerzas Armadas TRAICIONARON a la patria y a las mismas fuerzas armadas¡ por intereses mezquinos,enfrentando al pueblo con el ejército, todos hasta PEÑA NIETO han hecho lo mismo,ya basta ¡ ya tenemos presidente y comandante de las fuerzas Armadas,y es civil
    LIC.ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR

  3. Juan Ortega 8 abril, 2019 at 21:06 Responder

    De qué sirve confiar en un presidente que es como» la chilindrina»(como digo una cosa digo otra),consultando y sin consultar al pueblo se hace» lo que diga su dedito»,vamos directos a «VENEZUELEARNOS»

Leave a reply